viernes, 6 de mayo de 2011

Maldito Mayo.

Mañana  7 de Mayo, poco después de las cinco de la tarde, se cumplirán 89 años de la muerte de Manuel Granero Valls en la plaza de toros de Madrid. Manolito Granero, la gran esperanza tras la desaparición, dos años antes, del coloso de Gelves "Joselito".

Granero nació, el 4 de Abril de 1902, en el popular barrio del Pilar de Valencia, siendo el primer hijo del matrimonio formado por D. Manuel Granero y Granero, ordenanza de las oficinas de las Obras del Puerto, y Dª. Consuelo Valls Chuliá. 
Tomó la alternativa en Sevilla, el 28 de Septiembre  de 1920 de manos de Rafael Gómez Ortega "El Gallo", y actuando como testigo Manuel Jiménez "Chicuelo", en una fatal coincidencia, ya que también un 28 de Septiembre de 1912 fué doctorado por su hermano Rafael el anteriormente citado "Gallito". El toro de la alternativa fué "Doradito", sardo, herrado con el número 54, y perteneciente a la vacada de la viuda de Concha y Sierra, cuya cabeza disecada se conserva en nuestro hermoso Museo Taurino de Valencia. Lució para la ocasión, un terno negro y oro. 

Confirmó la alternativa en Madrid, el día 22 de Abril de 1921, en corrida extraordinaria presidida por S. M. la reina Doña Victoria Eugenia de Battenberg, acartelado con "Chicuelo" y Bernardo Muñoz "Carnicerito", frente a "Pastoro", número 27, berrendo en negro, de don Ramón y don Cristóbal Gallardo González, luciendo un vestido canela y oro.


Fué el creador del llamado por Corrochano "pase de la firma", ante un toro del Marqués de Villamarta en la plaza de Vista Alegre de Bilbao, y derrochó valor y arte suficiente en su corta carrera para ser uno de los diestros más esperados y queridos por la afición. ünicamente concedió una alternativa, en Madrid el día 17 de Septiembre de 1921, a Victoriano Roger "Valencia II", actuando de testigo "Joseíto de Málaga", con el toro "Cigarrito". Fué, asimismo, un virtuoso del violín.



El día 7 de Mayo se anunciaba en Madrid una corrida con reses de Veragua, para los matadores Juan Lúis de la Rosa, Manuel Granero y Marcial Lalanda, éste último para confirmar su alternativa. En la mañana de la corrida, "Blanquet" -una vez más- extraía en el sorteo la bolita de papel de fumar con los números 13 "Cantinero, negro zaíno del Marqués de Albaserrada,  y 59 "Pocapena", cárdeno bragado del Duque de Veragua.



La fatalidad quiso nuevamente aliarse con Granero, ya que "Pocapena" había sido sorteado en Ciudad Real el mes de Agosto del año anterior, y también había sido "Blanquet", como peón de confianza, el que había sacado la bolita. La corrida no se celebró y el toro volvió a la ganadería.

En su primer toro dió una triunfal vuelta al ruedo al no habérsele concedido la oreja por la presidencia, tras una estocada certera. El quinto recibió cuatro varas, matando un caballo y manseando. Al pasarlo por alto se le venció, fué derribado al ser alcanzado por el muslo derecho lanzándolo contra la barrera y quedando bajo el estribo, donde fué de nuevo empitonado por el ojo derecho causándole la muerte en el acto. Hay una fotografía en la que "Blanquet" se tapa la cara sosteniendo el capote mientras se llevan a Manolo a la enfermería. Vistió en tan funesta tarde, un terno azul noche y oro, del cual se guarda una pequeña parte en el Museo Taurino de Valencia, ya que la mayoría despareció despedazado para llevarse un recuerdo.



El féretro fué llevado a la esatación de Atocha a hombros por los hombres de su cuadrilla, seguido de una carroza mortuoria  -la misma que llevó a "Gallito"-  para ser trasladado a Valencia, a donde llegó el día 9, siendo recibido por un inmenso gentío que le rindió homenaje. La premura de los acntecimientos hizo que no estuviera preparado un lugar para alojar su cuerpo en el cementerio, por lo que fué enterrado en el panteón donde descansaban los restos de los infortunados hermanos "Fabrilo", obra de D. Mariano Benlliure. Cuatro años después, en el aniversario de la tragedia, Granero fué depositado definitivamente en el panteón de mármol blanco de Carrara, obra del escltor D. José Arnal


Un gesto de generosidad de la familia de los "Fabrilo", los cuales, anteriormente, y hermanados en el dolor por la muerte de los toreros, acogieron en el mismo panteón al modesto novillero bilbaíno Lorenzo Ocejo "Ocejito" muerto el año anterior en el coso de la calle de Játiva; a los  también novilleros Juanito Jiménez, de Utrera, muerto por el novillo "Hormigón" de Concha y Sierra, y a José López Ortega "Josele", muerto por "Jabón", de la misma ganadería que el anterior. También costearon el traslado de los restos de Rafael Dutrús "Llapisera" para que descansara en Sevilla.


Desde entonces, cada 7 de Mayo, frente a la placa conmemorativa sita en la plaza de toros de Valencia, se le rinde homenaje de admiración por la gente que, como yo, no tuvo ocasión de verlo torear.
Una vez más, el terrible Mayo acababa con una leyenda, igual que acabó con diestros tales como José Delgado "Pepe Hillo" (1801) , Curro Guillén (1820), Manuel García "Espartero" (1894), Julio Aparici "Fabrilo (1897), Joselito (1920), Varelito (1922), y terminando con nuestro muy querido y admirado Manuel Calvo Bonichón (Manolo Montolíu), muerto en Sevilla, el 1 de Mayo de 1992.

Descansen en paz todos ellos.

1 comentario:

Enrique Martín dijo...

Miguelito:
Como tod el mundo sabe, el 16 de mayo se sigue guardando un minuto de silencio por Joselito en Madrid. Hay muchos que dicen que ya es suficiente, pero para mi sigue siendo un momento muy emocionante y que al menos una vez al año, nos permite endir homenaje a la historia del toreo y que no se nos acabe olvidando la grandeza de esto. Incluso no me importaría recordar a Pepe Hillo el 11 de mayo.
Un saludo