viernes, 13 de mayo de 2011

Por qué.....?

Recuerdo que, cuando mis hijas eran pequeñas, a todas horas tenían esa mágica frase en sus boquitas; bien fuera como interrogación, así como también la usaban como reproche ante alguna negativa.
Conforme voy viendo toros últimamente, me voy planteando yo la misma pregunta para tratar de responderme a mi mismo o, en su defecto, ya que no encuentro explicación, para que algún sesudo especialista en esto de los toros, -y ya decía Joselito que de toros no entienden ni las vacas, según creo recordar- me lo explique como a un niño de cuatro años.
Las inquietudes que me quitan el sueño son,  por órden más o menos cronológico, las siguientes:
  • ¿Por qué de salida se les hace rematar a los toros de mala manera en el burladero?. Y no me sirve como respuesta que es para ver si humilla. Más bién para ver si se descuerna. Para muestra el topetazo del día de ayer en la corrida de Valdefresno, que el pobre toro tuvo para ir a la UVI.
Capítulo II, artículo 71 del Reglamento): 3. Queda prohibido recortar a la res, empaparla en el capote provocando el choque contra la barrera o hacerla derrotar en los burladeros. El lidiador que infrinja esta prohibición será advertido por el Presidente y, en su caso, podrá ser sancionado como autor de una infracción leve en los términos previstos en el capítulo III de la Ley 10/1991, de 4 de abril, y en el presente Reglamento, en particular si, a resultas de la acción irregular del lidiador, la res sufriera una merma sensible en sus facultades. Mi no saber.......
  •  ¿Por qué el picador masacra a los toros tapándoles la salida, aupándose sobre los estribos, barrenando sobre el lomo, más bién en la parte trasera del animal, picando en la paletilla, etc. Admitiré como animal de compañía que es de todos conocidos que, salvo honrosas excepciones, no saben su oficio, o los matadores no les dejan. Y eso que van subidos en un Pánzer.
(Artículo 72) 4: Cuando la res acuda al caballo, el picador efectuará la suerte por la derecha, quedando prohibido barrenar, tapar la salida de la res, girar alrededor de la misma, insistir o mantener el castigo incorrectamente aplicado. Si el astado deshace la reunión, queda prohibido terminantemente consumar otro puyazo inmediatamente. Los lidiadores deberán de modo inmediato sacar la res al terreno para, en su caso, situarla nuevamente en suerte, mientras el picador deberá echar atrás el caballo antes de volver a situarse. De igual modo actuarán los lidiadores cuando la ejecución de la suerte sea incorrecta o se prolongue en exceso. Los picadores podrán defenderse en todo momento.
  • Abundando sobre el tema anterior, ¿Por qué, en lugar de tirar de la rienda del caballo hacia la izquierda del animal, para así facilitar la salida por los pechos y la posibilidad de huida, lo que hacen es justamente lo contrario, girar el caballo teniendo como eje el toro, haciendo la llamada carioca y, de paso, echando todo el peso del acorazado jamelgo sobre el toro?. Porque en Madrid hay pencos que cualquier día se van a dar un barrigazo de tanto dejarse caer como damiselas desvanecidas.
  • Por qué, mientras se perpetra el crimen anterior, el señor alguacilillo contemporiza, incluso sin mirar hacia otro lado, en lugar de poner órden?. Además de dar orejas, abrazos y besos a los espadas, es su deber reconvenirles sobre los excesos e irregularidades en la lidia, pero claro, si tampoco el Delegado Gubernativo cumple bien su función , poco se les puede pedir más que luzcan su bonito plumero. Menos mal que hace poco en Sevilla se hizo un quite con el sombrero que evitó una segura cogida a Rafaelillo.
Sigamos con mis cuitas, que no son pocas.

  • ¿Por qué, a la salida del caballo, cuando el toro a menudo pierde las manos, la gente se encrespa, protesta y exige la devolución de la res?. No se dan cuenta de que sale casi ciego, dolido, en los vuelos del capote, y humillado generalmente . ¿Que pasaría si nos dieran con un palo en los dientes y luego nos pidieran una sonrisa. ¿No es mejor esperar un poco a que el animal se reponga del duro castigo sufrido?. Luego se podrá, si asi se estima conveniente, echarlo al corral. Paciencia, señores....
  •  ¿Por que, la maldita y novedosa moda (bueno, ya no es tan novedosa) de llevar el toro al burladero de la segunda suerte nientras salen los picadores. ¡Si no se vá a ir a ninguna parte!. Luego el matador vá a buscarlo a donde sea para llevarlo a los terrenos de picar y es seguro que lo encuentra.
  •  ¿Por qué hay tanto banderillero sin oficio, que coloca los pares -cuando los coloca- de cualquier manera, de uno en uno, de sobaquillo, lanzándolos a ver si se clavan solos, etc.?. ¿Por qué tanto capotazo para colocar al toro?. ¿Por qué no se abrevia y se banderillea a cada toro en función de su estado?. Porque, hasta los grandes toreros antiguos, y sus subalternos, usaban de todos los recursos con el fín de parear, bién sea al sesgo, al hilo de las tablas, etc., y ahora, si no median tres o cuatro pases de capa -algunas veces verdaderos tirones que descoyuntan al toro- no hay manera alguna de hacerlo.
  •  

2 comentarios:

Enrique Martín dijo...

Miguelito:
A cada uno de esos por qués tienes tú una respuesta. Estoy más que convencido, pero las respuestas no te gustarán, como no nos gustan a los demás. Y los que deberían contestar, miran para otro lado. Yo me adhiero a sus ¿por qué?.
Un saludo y a ver si nos contesta alguien

MiguelitoNews dijo...

Enrique:
Dudo que alguien dé una respuesta coherente, porque empiezo a pensar si es que existe.
De cualquier forma esperaré a ver si alguien se apunta, porque como el título de mi blog no hace alusión al tema taurino, a lo mejor se piensan que soy un magnate de la información.
Gracias por tu atención.
Un saludo.