viernes, 25 de marzo de 2011

TRIUNFADORES Y "TRIUNFABLES".

Como ya creo que comenté en su momento, no puedo asistir a la plaza de Valencia "in person", ya que mis obligaciones laborales (soy autónomo. ¡horror y pavor!) no me lo permiten, pero he visto alguna de las corridas por Internet y, a la vista de los premios concedidos en esta feria de Fallas, no puedo por menos que preguntarme si he visto lo mismo que los jurados, u otra cosa distinta, porque, vamos a ver:

  • ¿Se fijaron por donde cogía el palillo de la muleta Juan Mora.....?. En sus dos faenas pude apreciar que la cogía desde la misma puntita del estaquillador, como si quemara o peor aún, como si le diera asco o temiera contagiarse del SIDA por lo menos. Y eso que yo estaba ilusionado por verlo de nuevo, tras lo de Madrid, pero tate, a gran expectación gran decepción. En su última temporada, al verlo cuando todavía TVE nos obsequieba con alguna retransmisión, aparte de gustarme como torero, era el único que me hacía pasar miedo cuando toreaba. Espero volver a sentir esa sensación.
  • El "gran triunfador" José Mari, si bien es cierto que toreó con gusto, muy despacio y muy templado, tampoco es menos cierto que practicó el "destoreo" tan al uso, es decir, toreando hacia fuera, mal colocado, con un hueco entre él y el toro que cabía medio toro más y haciendo el "toreo moderno" más que menos. Pero yo no se si como compensación por los malos ratos pasados la temporada anterior, por sus múltiples operaciones en la mano, por el dengue, por sus desvanecimientos y flojera de remos, o por la regla de tres simple, el caso es que ha sido agraciado con el primer premio de la temporada. Y además, con el mediotoro, porque no es lo mismo pasarse por la faja -perdón, ¿he dicho por la faja?, me habré confundido y pido mil perdones nuevamente- un "domeqsticado" animal, que un, por decir algo, Victorino, La Quinta, Núñez (no del Cuvillo, por Dios; no se me malinterprete), etc. etc.. Y de la estocada no hablemos.
  • Mal, muy mal, ya lo dije en otro blog, que se quede desierto el premio al mejor novillero, por cuanto que, a pesar de la puerta grande del novillero en la matinal del día 18, a la que si asistí, observé el mismo comportamiento en los futuribles que en las figuritas del momento. Es cierto que lo intentaron con largas faenas, pero como se les enseña no todo lo bien que debiera el oficio, vienen con la lección aprendida, y algunos con el "pavo" muy subido por las alabanzas previas. Al final tendría razón el que decía que hay que pasar hambre, y hoy, muchos van al McDonald más de lo necesario. Lo mejor, los novillos de El Parralejo.
  • No ví a Navajito, por lo tanto me abstengo de opinar, aunque me gustó en conjunto la corrida de Fuente Ymbro. Y es que, a falta de pan, buenas son tortas. ¡Nos conformamos con tan poco.....y nos tratan como nos tratan......!
  • Me gusta como se gusta Montolíu, despacioso como su padre y anteriormente el maestro Honrubia, pero no siempre se puede, y a veces desluce la suerte. Bien está que lo intente, de cualquier modo. También era mejorable la lidia que le hizo a algún toro, que ahora no recuerdo.

Y bueno, ya me he desahogado un poquito, y cumplo con mis minutos de gloria, efímera, pero gloria al fín y al cabo. Que todos no hemos podido ser toreros.
Es mi asignatura pendiente, pero a mis años, ni me cogen en la escuela ni mi señora me lo perdonaría nunca.
-Besitos-

Foto de Manzanares: plazadetorosdecastellon.com.
Foto de Juan Mora: burladero.com 

2 comentarios:

enelredondel dijo...

Es lo que pasa Miguel. Esto de los Premios no es mas que una fiesta glamurosa, gente haciéndose fotos con los toreros y estatuillas, placas o cuadros que en el peor de los casos, permanecerán guardados en un baúl. Pero queda bien que anualmente, se reúna un jurado para decidir unos Premios que normalmente no coinciden con el sentir de la mayoría.

Iván dijo...

Me gusta, Miguel.
Sería difícil mejorarlo.
Saludos!